..:: Pimlico, debut en USA




El camino hacia la gloria prosiguió en Maryland





Invasor vence al favorito Wanderin Boy

El victorioso debut norteamericano de INVASOR en Pimlico, sorprendió a la prensa hípica del país del norte y a los propios responsables de nuestro triplecoronado. Así lo admitiría el trainer Kiaran Mc Lauglin luego de la carrera.

Esta performance catapultó .. directamente al hijo de Candy Strippes a los primeros lugares del ranking de la Classic Division Norteamericana.


Cuentan que cuando INVASOR se incorporó al plantel de Kiaran Mc. Laughlin, algunos allegados al afamado cuidador manifestaron su escepticismo respecto de la nueva adquisición del Jeque Hamdan Al Maktoum. «Es más probable que sea un caballo de carreras de reclamación, (claiming) de diez mil dólares antes que un ejemplar clásico» sentenciaron. Mc Laughlin no tardó en comprobar que estaban equivocados.

Los auspiciosos trabajos de INVASOR en las mañanas del centro de entrenamiento de Palm Meadows en la Florida a comienzos de temporada y la dignísima actuación de nuestro crack en Nad, al Sheba, habían comenzado a disipar las interrogantes.



 





Posiciones del Pimlico Special

Como si esto fuera poco, contrariamente a lo que habitualmente sucede con los ejemplares que viajan a Dubai, el hijo de Candy Strippes no mostraba signo alguno de haber realizado la larga travesía hacía Emiratos de la cual muchos no logran recobrarse jamás.

El crack de Uruguay era un caballo especial, no cabían dudas, pero...¿cuán bueno podía llegar a ser? Era momento de comenzar a averiguarlo y para ello nada mejor que correr el Pimlico Special, la prueba para caballos adultos más importante del calendario hípico de Maryland. Se trataba de una apuesta riesgosa debido a las presencias de WANDERIN BOY y HARLINGTON.

El primero venía de ganar de punta a punta dos clásicos consecutivos en Keeneland y atravesaba el mejor momento de su trayectoria, mientras que el segundo, un linajudo y costoso hijo de Unbridled al cuidado de Todd Pletcher, llegaba precedido de cinco victorias en seis carreras disputadas.

Menos los aficionados uruguayos (que siempre creyeron en el triplecoronado corriera contra quien corriera) todos los demás veían brava la parada para el pingo rioplatense. Sin embargo, el lote era reducido y tampoco era descabellado aguardar que INVASOR rescatase al menos alguna de las ubicaciones rentadas de la prestigiosa prueba.

A la hora de la verdad, el triplecoronado hizo mucho más que eso. Tras perseguir al puntero durante casi todo el opuesto y entregar luego abruptamente posiciones, volvió con fuerza en la recta final para alcanzar una sorprendente y guapa victória cuando todos lo creían vencido.





Retroceder
retroceder
inicio
inicio
avanzar
siguiente




Imprimir




© Invasor - URUGUAY 2009