..:: Breeder's Cup Classic (G. 1)




La Carrera que habremos de recordar por siempre






Invasor, consagrándose mejor caballo del mundo



Para la afición hípica uruguaya, fue como la final de un Mundial. En el marco de la Breeders' Cup Classic, nada menos, y en el mítico hipódromo de Churchill Downs, escenario del Derby de Kentucky, un triplecoronado oriental protagonizaba la mayor hazaña alcanzada por un caballo de carreras sudamericano en toda la historia. Un verdadero «Maracanazo Hípico» : INVASOR, EL YATASTO DEL SIGLO XXI, SE CONSAGRABA COMO EL MEJOR CABALLO; DEL MUNDO!!

Luego de su victoria en Saratoga, INVASOR encabezó durante tres semanas el ranking de la Classic División de la NTRA.
Parecía que el hijo de Candy Strippes no necesitaba probar más nada.
Sin embargo, sucesivas victorias del potrillo, BERNARDINI en la costa Este y LAVA MAN en el Oeste, modificaron el panorama.

Mientras esto sucedía inesperados fracasos de SUN KING y FLOWER ALLEY, antes vencidos por INVASOR en el Whitney (G. 1) promovían una segunda lectura de esta carrera y a partir de esta nueva evaluación se comenzaba a decir otra vez que el hijo de Candy Strippes no le había ganado a nadie. Para colmo, una inoportuna fiebre interrumpía el entrenamiento del triplecoronado a escasos días de la disputa del Jockey Club Gold Cup (Grupo 1), tradicional clásico preparatorio para la Breeders' Cup que INVASOR debió pasa por alto.
 





Posiciones de la Breeder's Cup.


Llegamos así a la disputa de la carrera más importante de los Estados Unidos con nuestro crack relegado al tercer lugar de la consideración general detrás de los mencionados BERNARDINI y LAVA MAN.

El primero, brillante ganador del Preakness segunda gema de Triple Corona venía de una impresionante sucesión de triunfos todos ellos alcanzados con comodidad y por varios cuerpos en valiosos registros cronográficos, mientras que el segundo, de inmaculada campaña en el 2007, llegaba precedido de un logro histórico: haber obtenido, entre sus múltiples lauros clásicos, las tres pruebas más importantes de los respectivos calendarios hípicos de los hipódromos de Santa Anita, Hollywood Park y Del Mar.

Por cierto que lo sucedido después, a lo largo de los dos minutos, dos segundos y fracción que le demandaron a INVASOR cruzar triunfalmente el disco de Churchill Downs, se encuentra grabado a fuego en nuestras mentes y corazones y es historia bien conocida por todos.

Ni BERNARDINI, ni LAVA MAN, ni la temida reprise, ni siquiera la largada exterior en una tarde clásica en la cual sólo obtenían victorias quienes corrían por dentro pudieron con INVASOR.

Corriendo en los metros finales de orejitas paradas y con visible resto, «el pingo argentino de nacimiento, uruguayo por adopción, y crack por naturaleza» - como bien expresaran nuestros colegas de La Nación - había conquistado el mundo.





Retroceder
retroceder
inicio
inicio
avanzar
siguiente




Imprimir




© Invasor - URUGUAY 2009