..:: Entrevista a Alejandro Miserocchi, criador de Invasor




"Desde el Principio mostro mucha clase"



Quendom - Madre de Invasor

Un colega argentino escribió que se sabía que en algún momento iba a aparecer un campeón mundial nacido en estas tierras. Pues bien, la "Grande" cayó en el Haras Santa Inés ( ex Clausán). De la Pampa argentina viene el fenómeno. El mejor caballo del mundo fue nacido y criado en el mencionado establecimiento, cuyo responsable es el Sr. Alejandro Miserocchi, un italiano radicado hace mucho tiempo en la Argentina. Nuestro vecino país, al igual que el nuestro, se caracterizó por recibir generosamente a los inmigrantes. Tan consustanciado está Miserocchi con el destino de la Argentina, que recién, hace 14 anos, decidió entrar en una de las actividades más tradicionales, típicas de un país agropecuario. Fuimos especialmente a su escritorio situado en la céntrica calle Santa Fe. Casualmente, a "pocas cuadras de allí están las calles Montevideo y Uruguay, como si fuera un destino premonitorio. El turf uruguayo y el Haras Santa Inés quedaron unidos, con una marca grabada a fuego. En el fondo, es otro mojón en la ruta que marca la unión eterna entre argentinos y uruguayos en materia turfística. A continuación, el diálogo mantenido con el criador de Invasor:

Cuéntenos algo de su vida...

Nací en Italia. Por un tema de trabajo viajé a la Argentina hace ya muchos años. Practiqué de pequeño equitación y cuando dejé de hacerla pensé en criar caballos de carrera. Como me encontraba en Argentina, lo hice acá. Nunca me sentí extranjero, siempre me recibieron muy bien. La hospitalidad es una virtud de los rioplatenses.

¿Cuándo nace el Haras Santa Inés, y dónde se encuentra?

El Haras Santa Inés (ex Clausán) nace en 1992. Ese año compré el campo donde se encuentra actualmente el haras. Esta ubicado en el partido de San Antonio de Areco en el kilómetro 135 de la ruta 8. Antes tenía algunas yeguas a pensión en otros haras.

¿Qué padrillos ha tenido el haras?

Tuvo a Cipayo en los últimos años de su vida. Ahora, está enterrado en el haras. Luego, para diluir los riesgos, decidí no utilizar un solo padrillo y entré en la propiedad de varios como Candy Stripes, el padre de Invasor, Interprete, el abuelo materno de Invasor, Fitzcarraldo, Southern Halo. Además, he comprado servicios de otros reproductores como Mutakddim, Roy, Orpen, Salt Lake, Potrillón. Las yeguas se llevan a servir en los haras donde están los padrillos.

¿Es el caso de Quendom?

Efectivamente, el haras es co-propietario de Candy Stripes, que lamentablemente ahora es infértil. Quendom dio a Invasor en su primer año de servicio, al siguiente año volvió a servirla con Candy Stripes, pero quedó vacía. Después, con Southern Halo, tuvo una hembra que en este momento está en entrenamiento, reservada. El año siguiente tuvo otra hembra por el padrillo Orpen, que tiene un año. Ahora acaba de parir una tercera hembra de Southern Halo.

La madre de Quendom es Queen of Victory, hija de Cipayo. ¿Recuerda qué ha dado esta yegua?

Compré a Queen of Victory al haras Rodeo Chico. La yegua había tenido una cría antes de que yo la comprara también hija de Intérprete. Resultó ser Reina Victoriosa, que en Argentina ganó el Gran Premio Eliseo Ramirez (Gr.1) y en USA, servida por More Than Ready (Southern Halo), produjo a dos muy buenos caballos: More Than Regal y Ready Ruler. Después, en el Haras Santa Inés, Queen of Victory tuvo a Quendom, la madre de Invasor, y el año siguiente tuvo un macho, también hijo de Intérprete llamado Qualified, que ganó el Clásico General Belgrano (Gr.2); en el 2004 tuvo una hembra por Southern Halo, que es reservada y en este momento está en entrenamiento. Este año tuvo un macho por Southern Halo.

¿El haras tiene parte en la propiedad en Southern Halo?

Si, tiene el 25%. El Haras Santa Inés entró, en el sindicato Que se formó cuando Southern Halo volvió a la Argentina en el año 2003, comprado por un grupo de criadores, encabezado por el Haras La Quebrada.

La madre de Queen of Victory es Twitch Crown. También vive y está en el haras...

Efectivamente, tiene 23 años. En esta temporada 2006 ha Quedado preñada por Seeker's Reward (Gone West). Ademas tiene una potranca de 2005 por Potrillón y en el plantel de madres del haras hay otras cuatro hijas de Twitch Crown, una hermana entera de Queen of Victory y tres medias hermanas por Roy, Intérprete y Fitzcarraldo.

¿Cuantas yeguas madres tiene el Haras Santa Inés sn su plantel?

Aproximadamente 60. Todos los años reservamos potrancas para la reposición del plantel e incorporamos nuevas familias maternas consagradas, comprando yeguas en Argentina y en USA. Para mí la selección de yeguas madres es un elemento fundamental para el éxito de un haras.

¿Por qué no tener un padrillo propio en el haras y servir las yeguas ese padrillo?

Servir con un solo padrillo nuevo es muy riesgoso porque son pocos los que resultan buenos. Es mucho mejor trabajar con varios padrillos probados y eventualmente servir algunas yeguas con nuevos. Además, eso permite combinar mejor los padrillos y las yeguas, sea tanto desde el punto de vista genético como físico. Inclusive, hasta comercialmente conviene tener hijos de varios padrillos para satisfacer mejor el interés de los diferentes compradores.

¿Por qué no se reservó a Invasor?

Por que no reservamos ningún potrillo. Nuestra política comercial, como la de la mayoría de los haras argentinos, es de vender todos los machos.

¿Por qué el nombre Quiet Style?

La letra Q porque el haras estila utilizar para el nombre de las crías la inicial de la madre y el nombre Quiet Style ("Estilo Tranquilo" en español) porque cuando lo vi por primera vez en el potrero me impresionó su mansedumbre. Al final, podemos decir que se combinaron perfectamente la tranquilidad de Quiet Style con la guapeza de Invasor, dos características fundamentales para un gran caballo de carrera.

¿Tiene recuerdos de él cuando estaba en el haras?

Tengo una anécdota muy significativa. En una noche de tormenta el caballo saltó el alambrado y cayó en el medio de arbustos llenos de espinas.
 






Queen of Victory madre de Quendom

Al día siguiente el encargado lo encontró acostado en el medio de esos arbustos, muy tranquilo, como si nada hubiera ocurrido y pudo sacarlo sin que se lastimara. Desde el principio mostró mucha clase, era diferente a los demás.

¿Cómo ha seguido la campana de Invasor desde que lo vendió?

Las primeras carreras no las vi, aunque siempre estuve informado de que el caballo andaba muy bien desde antes de debutar. Me avisaron que había ganado muy bien saliendo de perdedor, y también luego en el Ensayo. Casualmente la primera carrera de Grupo I ganó, la Polla, la viví en directo. Un amigo desde Chile me la relató por teléfono, yo me encontraba en Italia. Fue una emoción muy grande y recuerdo que me dijo que el caballo en los últimos 200 metros se había puesto muy cómodo y que había prácticamente ya definido la carrera. El día que ganó el Gran Premio Jockey Club estaba viajando desde Italia a Argentina y recuerdo que cuando llegué lo primero que hice fue buscar el diario para ver qué había pasado. Tuve una alegría enorme al leer que había ganado. Por suerte, pude presenciar la victoria de Invasor en el Gran Premio Nacional, cuando se consagró "Triple Coronado". Las primeras tres carreras de Estados Unidos, el Pimlico Special Handicap, el Suburban Handicap y el Whitney Handicap, las vi por ESPN o por Internet, mientras que observé en vivo la Breeder's Cup. Recuerdo, como si fuera ahora, los gritos de aliento de los 75.000 espectadores a favor: de Bernardini, el ídolo local, desde la largada: y especialmente cuando pasó a comandar la carrera al ingreso de la recta final y después, cuando Invasor arrancó con su atropellada fulminante para definir la carrera un silencio absoluto.
Fue increíble, no sabia si estaba soñando en mi cama o viendo el Classic en el Hipódromo de Churchill Downs.

¿Cuándo se dio cuenta que era un caballo distinto?

En el Pimlico Special vi que el caballo tenía un coraje y un cambio de velocidad fuera de lo común. En el último codo tuvo un contratiempo y entrando en la recta quedó; lejos del puntero y con otros dos caballos: adelante que le obstruían el paso. El jockey decidió que no era conveniente abrirlo y pasar por fuera, porque eso hubiera significado hacerle perder acción y quitarle la posibilidad de ganar. Decidió mandarlo entre los dos caballos. Invasor guapeó y con su extraordinario cambio de velocidad alcanzó el puntero y ganó la carrera. Ahí me di cuenta que era un fuera de serie.

¿Cómo vivió el paulatino ascenso en la consideración de Invasor hasta llegar a ser el mejor caballo del mundo"?

Al ganar fácilmente el Suburban Handicap, Invasor demostró que su victoria en el Pimlico Special no habla sido una casualidad. Después vino la victoria en el Whitney Handicap, en Saratoga, hipódromo denominado "cementerio de los campeones" porque allí han perdido caballos de la talla de Man O' War y Secretariat. Invasor ganó esa carrera no obstante hocicar en la largada, quedar por mucho tiempo encajonado por Flower Alley, el favorito de esa carrera y tener que aguantar la violenta atropellada de Sun King. Después de esta victoria pensé que Invasor podía ganar la Breeder's Cup. Igualmente pensé que no iba a ser fácil porque tenía que enfrentarse con Bernardini, un caballo fenomenal. En principio, ese enfrentamiento se iba a producir a principio de octubre en Belmont Park en la Jockey Club Gold Cup, pero no fue así porque Mac Laughlin, el entrenador de Invasor, decidió no correrla por un pico de fiebre que tuvo algunos dias antes. Bernardini ganó esa carrera por varios cuerpos.
Llegamos a la Breeder's Cup Classic y a esos dos extraordinarios caballos se agregaron entre otros, Lava Man, mejor caballo de la costa oeste de USA, ganador a lo largo de su campana de siete clásicos de G.I, invicto en 2006 hasta ese momento, George Washington, mejor tres años europeo y David Junior, mejor caballo adulto en Europa. Invasor no solamente ganó., sino que lo hizo de forma categórica,

¿Qué le dijeron los colegas argentinos después de la victoria?

Recibí muchas felicitaciones de parte de criadores y propietarios. También muchos reconocimientos de entrenadores, jockeys y periodistas y también homenajes de varias entidades hípicas entre las cuales el Hipódromo Argentino de Palermo, el Jockey Club Argentino, Criadores Argentinos del SPC y la revista Argentina Turf Magazine.

¿Hay conciencia que es histórico lo de Invasor para Argentina y para Uruguay?

Sin duda, la hazaña de Invasor beneficia a I todo el turf sudamericano.

¿Como vive el presente de Invasor?

Siento una gran satisfacción y mucho agradecimiento especialmente hacia Argentina porque me ha dado la posibilidad de cumplir el sueño que siempre tuve: criar un crack. También Uruguay tiene una parte muy importante en el éxito de Invasor, porque los primeros propietarios del caballo fueron uruguayos y toda su campaña sudamericana se realizó en Maroñas, un hipódromo que funciona muy bien. También ha sido muy importante que Invasor haya sido comprado por el Sheik Hamdan Al Maktoum, porque eso le ha permitido llegar a ser el mejor caballo del mundo de la actualidad.

¿Qué más espera de Invasor?

Aparentemente, en el 2007 Invasor va a seguir corriendo. Espero que se mantenga sano y siga ganando, aunque reconozco que con lo que ya hizo alcanza y sobra. Me gustaría que en su futuro de padrillo fuera tan exitoso como lo fue corriendo.



Nos retiramos de su oficina siendo testigos de la pasión que tiene este señor por el Sangre Pura de Carrera. Poder transmitirle a la gente de ambas márgenes del Plata que es el criador del mejor caballo del mundo es un privilegio que nos dio la actividad.





Retroceder
retroceder
inicio
inicio
avanzar
siguiente




Imprimir




© Invasor - URUGUAY 2009