..:: JOSÉ CARLOS CALCERRADA HERNÁNDEZ (Jockey)


"No me pesa la responsabilidad que los patrones jueguen mucha plata"

Continuando con nuestro aporte periodístico, entrevistando a profesionales del turf, esta vez ubicamos al látigo José Calcerrada en un impasse de su actividad, a los efectos de conocer en forma directa sus comienzos, historia y aspiraciones de un hombre que hace tiempo empuña la fusta.




-¿Qué tiempo hace que estás en la actividad hípica?

A partir de los once años ya estaba participando en pencas del interior y a los catorce me fui para San Carlos y de allí me largué a participar en diferentes escenarios del interior del país, incluyendo a Las Piedras y también en el Maroñas antiguo.

-¿Porqué te dedicaste a jockey?

Porque toda mi familia empezando por mi padre es de tradición carrerista, donde el hecho de ser del interior (Minas) siempre nos permitió estar cerca de los caballos y más de las carreras.

-¿Cómo se dieron tus primeros pasos en la profesión?

Como te dije, corriendo cuadreras en Tala y en Minas.

-¿Recuerdas la primera carrera que ganaste en el interior?

Se llamaba George Star y estaba bajo la égida de Correa (ya fallecido) quien fue el primero que depositó en mi la confianza para correr.

-¿Era un animal con chance o de los indicados?

Sin ser de los favoritos, contaba con gran chance.

-¿Estuviste muchos en tus pagos?

Un buen tiempo, pero luego surgió la posibilidad de venir a Maroñas cuando se produjo la reapertura y decidí radicarme en Montevideo, meses antes que reabriera Maroñas.

-¿Fueron complicados los comienzos en Maroñas?

Por supuesto, todo lo que hacía era en base a esfuerzo personal. Le corría a diferentes entrenadores y además tenía pocas montas, debido al peso que tenía en ese momento, el cual ahora mantengo a la perfección.
Al principio le corrí caballos al trainer Ramón Peralta que siempre me dio una mano cada vez que se presentaba la ocasión. En Las Piedras con Ramón ganamos un clásico, lo cual nos dejó contentos a todos.
Con Carasha ganamos el primer cotejo jerárquico, lo cual nos impulsó a seguir adelante. Cómo fue la carrera?

Era una yegua de calidad que al largar ya asumió el comando de las acciones y luego comenzó a estirar ventajas para ganar por varios cuerpos.

-¿Hay una carrera que festejaste en forma diferente?

Sucede que para un jockey que no tiene muchas montas, se aprende a festejar todas las carreras como si fueran grandes clásicos, sin importar la jerarquía de la misma.

Recuerdas la carrera que te dejó más caliente por haberla perdido?

He perdido varias, de pronto por apurarme y la peor fue con un caballo que me gustaba para que ganara y me tapó otro en el último salto.
Más allá de algún error que los jockeys cometemos, creo que incidió el rendimiento del caballo, a pesar de correrlo por dentro y no dar un metro de ventaja.
 



-¿Le "pesan" los boletos al jockey cuando sabe que el propietario va jugando mucha plata?

Puede que alguno de los colegas sienta el peso por la responsabilidad que implica pero te aseguro que a mí no me pesan en absoluto.

-¿Se puede decir que eres un especialista en pencas?

Mucha gente me tiene gran fé porque soy muy ganador en pencas y en cuartos de millas, pero en honor a la verdad debo decir que soy afín con las carreras de recorridos intermedios, aunque subo los caballos que me pidan.

-¿Tienes algún modelo de jockey a imitar o tomar cosas que te gusten?

En especial ninguno, pero he sentido grandes cosas de Walter Báez y de Pedro Hernández, de los actuales, sin duda, Pablo Falero.

-¿Qué se requiere para tener éxito en la vida?

Mucho trabajo, humildad, porque con esas cosas se llega a mucho.

-¿Cómo crees que asimila un aprendiz el cambio de vida al comenzar a ganar carreras y buena plata, no puede que con el hecho de ser muy joven se pueda marear con los aplauso

He tenido que aconsejar a algunos chicos, pero como son bastante humildes entienden que no deben marearse con los aplausos.

-¿Vives solo de esto?

Además de jockey trabajo de portero en un edificio, donde tengo la tarea de seguridad.
Ese laburo me sirvió para ponerme más activo e incluso me permitió mantener el peso por la doble tarea.

-¿Sueñas con un Ramírez?

Si lo gano no sabría que hacer de la gran alegría, pero recuerdo que participé en uno y llegué con mi caballo Clarineto, detrás de la ambulancia, pero eso es parte de la anécdota.

-¿Qué otras cosas te gustan?

Por ejemplo cocinar, soy un especialista en los tucos y mirá que me quedan muy bien

-¿Dicen que los colegas jóvenes son galanes con las chicas?

Tengo entendido que sí, pero no me hagas hablar. (Risas)

Nacido el 21 de enero de 1978 en el Departamento de Minas. Vive junto a su compañera (Paola Padilla, la cual a su vez tiene dos hijos con otra pareja) que tiene un chico de 14 años (Nahuel) y Lucas de 11 años y nuestro hijo Juan Cruz Calcerrada de 3 años, además de tener una hija en Maldonado de nombre Yamila.
Hincha del glorioso Peñarol, divide sus tiempos entre sus dos empleos y la familia, soñando con estar definiendo un Ramírez, algo por lo cual, todos los gigantes de la fusta, tienen como objetivo.








Imprimir




© Invasor - URUGUAY 2012